Roberto Vargas: “Me enorgullece que la juventud vuelva a estar identificada con la Hermandad”

El Hermano Mayor de la Cofradía de la Flagelación lleva tan solo seis meses en el cargo, sin embargo ha dedicado gran parte de su vida a la Hermandad. El cofrade cuenta cómo va la puesta a punto de esta Semana Santa

El Domingo de Ramos arrancan las esperadas salidas procesionales de Semana Santa con los tronos de ‘La Pollinica’ y de María Santísima de Gracia y Esperanza, ambos de la Cofradía de la Flagelación. Así da el pistoletazo una semana llena de tradición y devoción en la ciudad de Melilla. El Hermano Mayor de la cofradía de la Flagelación, Roberto Vargas responde a las preguntas de El Faro acerca de los preparativos de Semana Santa.

–Ud. tomó posesión del cargo de Hermano Mayor en 2018.

–Como bien dice en octubre de 2018, el 4 de octubre, hubo cabildo general ordinario de elecciones y salí como elegido. Fue la única candidatura que presentamos y salí elegido por aclamación de todos los hermanos que estaban presentes.

–¿Desde cuándo forma parte de esta cofradía?

Desde que nací. Yo soy cofrade de cuna.

–¿Y cómo afronta esta nueva responsabilidad dentro de la cofradía?

–Con mucha ilusión, con muchas ganas de poder seguir llevando por buen camino a esta hermandad. Intentando no innovar porque en Semana Santa todo es tradición. Pero si bien cabe, hacer las cosas como se deben de hacer: respetando los estatutos, las reglas de la corporación. Pero sobre todo eso, con mucho trabajo, esfuerzo e intentando realizar todos los cultos y todas las obras de caridad que vienen en nuestro estatuto.

–¿Se pasa el legado de padres a hijos?

–Normalmente sí, suele pasar eso. Van de padres a hijos. En mi caso no, es verdad que mi familia siempre ha estado vinculada a esta hermandad y han formado parte de su junta de gobierno. Incluso han sido Hermanos Mayores. Pero en mi caso no, sí que es verdad que viene de familia pero no todos los componentes de mi Junta de Gobierno están en la misma situación que yo. Que no hace falta tener un vínculo familiar para poder estar dentro de la corporación.

–Pero se trata de inculcar esa devoción…

–Claro. Yo tengo aquí ahora mismo a mis niños correteando por la hermandad y ellos juegan con un trocito de madera simulando que están llevando un trono. Eso se inculca. Pero normalmente cuando le gusta a uno una cosa es porque te nace.

–¿Y hay mucha gente joven que quiera formar parte de esto?

–Sí, es más, desde que nosotros hemos entrado ahora en estos meses previos a Semana Santa la casa de la Hermandad está llena de juventud. Tanto con la agrupación musical que en su mayoría todos son jóvenes, como hermanos o no hermanos, que son simpatizantes, que vienen a la casa de la Hermandad a hacer limpieza de enseres, a recoger todo lo que haya que recoger, a pintar una pared… Están dispuestos a todo y eso me llena de orgullo: que la juventud vuelva a estar identificada con su hermandad.

–Su cofradía es la primera en arrancar la Semana Santa, porque ya comienza el Domingo de Ramos.

–Como yo digo nosotros somos ‘Cruz guía’ de la Semana Santa de Melilla. Arrancamos el Domingo de Ramos con la salida de Nuestro Padres Jesús en su Soberano Poder a su Entrada en Jerusalén, conocido como ‘La Pollinica’ y María de Santísima Gracia y Esperanza. El Jueves Santo salimos con nuestros titulares que son Nuestro Padre Jesús de la Flagelación y Nuestra Señora del Mayor Dolor; y el Domingo de Resurrección cerramos ya la Semana Santa con nuestro Santísimo Cristo Resucitado. Cinco titulares.

–Y para sacar estos pasos, ¿se necesita a mucha gente?

–Pues sí. El trono de la Virgen, por ejemplo, es más pesado que el de los Cristos. Hay que tener en cuenta el palio, la candelería, el votante… tienen un peso muy considerable. Pero normalmente para que vayan cómodos, tienen que ser 100 personas llevando el paso de la Virgen. El de ‘La Pollina’ con unos 60 o 70 puede ir bastante bien. Claro que si vienen 80 o 19, estupendo. Y si vienen 120, mejor. Porque los varales son telescópicos y se pueden alargar a 12 metros que es lo que poner para el Domingo de Resurrección. Va a salir un solo trono y tenemos los varales preparados.

–¿Este año tienen gente suficiente?

–Este año tenemos implantado la Papeleta de Sitio, donde vienen nuestra reglas. La regla número 14 permite a la Cofradía tener una organización de todo el personal, tanto de hombres de trono, como de nazarenos, acólitos o mantillas. Todo lo que integre el cortejo procesional tiene que tener su papeleta de sitio. Ha sido una herramienta muy útil para nosotros porque nos ha servido para tener una organización desde que abrimos el plazo a finales de enero de forma ‘online’. Nos ha ayudado muchísimo, desde luego, hemos conseguido un número muy considerable en las fechas en las que estamos, y podemos decir que tenemos los tronos casi cubiertos.

–¿Algún años os habéis encontrado con insuficiencia de personal?

–Sí, la Semana Santa es cíclica, sobre todo en ‘hombres de trono’. Ha habido años en los que hemos estado muy boyantes, otros que hemos ido a menos. Tuvimos por desgracia un Jueves Santo en que nuestra titular de Nuestra Señora del Mayor Dolor no pudo salir por falta de ‘hombres de trono’. Si bien es cierto que después de eso, que ocurrió en el 2015, a raíz de la desgracia de tener que dejar nuestra titular encerrada en el patio, es verdad que como que tocó la fibra sensible. A raíz de esa ‘no salida’ de la Virgen, todos los Jueves Santos atrás fuimos con suficiente gente.

–Entonces para este año está cubierta, podrían salir todos los titulares.

Creemos que sí. Hasta que no lo vea en la calle no podemos estar tranquilos. Pero creemos que sí, y de todas maneras todavía hay gente que antes de abrir las puertas de la cofradía ya había gente diciendo que quería seguir apuntándose para sacar al trono. Nosotros estamos dispuestos y cuantas más personas haya, mejor.

–¿Los titulares llevan alguna novedad?

–Sí. Este año el Cristo de ’La Pollina’ lleva una túnica nueva y una estola nueva. Todo de terciopelo. Hay otra novedad en los diferentes tronos que me gustaría no decirlo ahora para que la gente las viera. Porque no son nuevas cosas son enseres que tiene la cofradía, los que pasa es que lo hemos ido reutilizando para darle más vistosidad a los tronos. De todas formas este miércoles vamos a abrir las puertas de la cofradía para que la gente pueda visitar los tronos, y en Melilla no es habitual que los tronos se visiten antes de que salgan en procesión. Es el primer año que lo hemos esto.

–¿Cómo van los preparativos?

Pues está todo muy avanzado. Este miércoles ya tenemos las puertas abiertas para que la gente pueda visitar los tronos y puedan ver la casa de la Hermandad. Así que está todo a punto, en perfecto estado.

–¿Ustedes llevan banda?

Tenemos nuestra agrupación musical. La llevamos el Domingo de Ramos detrás del Cristo, y detrás de la Virgen de la Esperanza va el tercio Gran Capitán I de la Legión, que es el Hermano Mayor Honorario de nuestra cofradía.

–¿Algún cambio en los recorridos de este año?

–Sí. Volvemos al recorrido de siempre. El único cambio es que en estos últimos años se ha ido subiendo por la cuesta de Cabrerizas, que se llama Calle Infanterías; y nosotros volvemos al recorrido anterior. Pasamos por Poeta Zorrilla, que es la recta del colegio La Salle, y hacer la revira y subir por Hermanos Sennen y Mauricio.

–¿El momento más emocionante para usted en Semana Santa?

–Para mí el momento más emocionante sin duda es sobre todo el Domingo de Ramos cuando se abren las puertas. Cuando se abre todo y salimos. Llevamos un año entero esperando y nos vemos otra vez en la calle. Te vienen a la cabezas muchísimas cosas. Piensas en personas que ya no están, emoción de poder estar otro año en la calle llevándola. Pero para nosotros no nos gusta tanto ni el Parque Hernández, ni la Avenida, que es lo típico que a la gente le gusta. A nosotros, los que somos de la Cofradía de la Flagelación nos gusta nuestra cuesta, la de la calle Juan de Lanuza. Ahí es cuando nosotros hemos entrado en el barrio, y como somos una cofradía de barrio, ahí donde la gente se arremolina y se acerca a los tronos, es es el momentos más especial para nosotros.

 

 Entrevista completa publicada en “El Faro de Melilla” (10 de abril de 2019), realizada por Cynthia Patricio.